/ / / / Croquetas de gambas al ajillo

Croquetas de gambas al ajillo

El placer de un buen tapeo en esta deliciosa receta sin lactosa de croquetas de gambas de Huelva al ajillo. Nuestras croquetas son elaboradas a diario con mucho cariño de forma artesanal.

Peso: 50-60 gr/unidad aproximadamente

Precio: 15,50 €/Kg

INGREDIENTES: Leche entera sin lactosa, mantequilla sin lactosa, harina, aceite de oliva, gambas, ajo y pan rallado

VALORES NUTRICIONALES (por 100gr): Valor energético 214,5 Kcal, Grasas: 7,1 gr de las cuales saturadas: 2,9 gr, Hidratos de carbono: 31,4 gr de los cuales azúcares: 2,5 gr, Proteínas: 6,2 gr, Sal: 0,6 gr

ALÉRGENOS: Gluten, leche y crustáceos

Limpiar

Descripción

Un capricho irresistible ¿el secreto? Calidad de principio a fin, croquetas elaboradas a mano de forma artesanal usando los mejores ingredientes y poniendo mucho amor en el proceso. La diferencia está en los detalles.

Por eso para nuestras croquetas de gambas al ajillo, elegimos las mejores materias primas.

La gamba de Huelva es una exclusiva especie que solo se encuentra en la costa onubense y que se caracteriza por su extraordinario sabor. Estas croquetas están para chuparse los dedos.

No te quedes con las ganas de probar nuestras croquetas de gambas al ajillo, en Carnicería Cristina tenemos hasta 20 variedades distintas de croquetas. Advertimos que vas a querer probarlas todas.

Servimos todos nuestras croquetas y platos elaborados a domicilio, a cualquier punto del territorio nacional con la garantía de SEUR frío.

Comer croquetas nunca había sido tan fácil y tan cómodo. Accede a nuestra tienda online y en 3 sencillos pasos has completado tu pedido:

1- Elige tus croquetas favoritas

2- Selecciona la cantidad. Cada croqueta pesa entre 50-60 gramos, por lo que en un pedido de 0,50 kg pueden entrar entre 8-9 croquetas, por ejemplo.

3- Añade tu pedido al carrito

¡Y ya está! Ahora nuestra misión es encargamos de hacerte llegar tu pedido en las mejores condiciones de conservación.

Por último, te dejamos unos consejos para freír correctamente las croquetas y evitar que se rompan en la sartén.

  • Añadimos abundante aceite en una sartén o cazuela. Sube el fuego a tope y cuando esté muy caliente, añade la primera croqueta.
  • Sigue añadiendo croquetas, hasta 4 por tanda, para evitar que el aceite se enfríe.
  • Las freímos hasta que estén doraditas por cada lado. Al sacarlas ponlas sobre papel de cocina para quitar el exceso de aceite.

Un opción saludable es las freidoras sin aceite tipo Airfryer, y quedan igual de ricas.

Ponemos las croquetas en la freidora durante 7 minutos a 180°, damos la vuelta a las croquetas y otros 5 minutos a la misma temperatura. Opcional poner papel de horno para que no se manche la base.

Podrás conservar nuestros productos hasta 3 días en el frigorífico o 6 meses en el congelador.